Construirá Escuela para Huérfanos Tibetanos

Tawang, India. Conocí a Kazuko Tatsumura, OMD, en un evento de beneficencia de Christie’s para la Case del Tíbet (Tibet House), en el Rockefeller Center. Comenzamos a charlar sobre Japón, donde una vez estudié, así como también sobre el Tíbet y los muchos tibetanos que viven en la frontera con China, en la India. Lo que capturó mi atención fue que había acordado construir una escuela en un orfanato para niños tibetanos en el noreste de India, aprobada por el Dalai Lama. Como fundador de una red de orfanatos alrededor del mundo, estaba cautivado.

2010-12-26-School_Tibetan_Orphans_India_A-thumb
The Dalai Lama asked a Doctor in NYC to build a school for Tibetan orphans in India.

A pesar de que Leila y Hank Luce habían apoyado a la Casa del Tíbet y al Dalai Lama, nunca conocí a Su Santidad. Conocer a alguien quien tenía en sus manos un proyecto tan importante para el Dalai Lama me fascinó. Quería saber más de esta mujer, la Dra. Kazuko, lo cual sucedió rápido. Me invitó a la casa del embajador japonés para celebrar el cumpleaños del Emperador, y a la semana siguiente nos pidió a mi socio y a mí a concurrir a su departamento de estilo japonés con vista al Lincoln Center, donde práctica medicina oriental. Comenzamos a aprender más acerca de sus esfuerzos en India.


Dr. Kazuko Tatsumura first met His Holiness in 1972 in Dharamsala
when she organized the first worldwide tour of Tibetan folk opera.

El Orfanato Manjushree, nos explicó, se encuentra en el pueblo de Tawang, situado a los pies de los Himalayas, en donde ha habido una larga disputa sobre la frontera entre China e India. El monasterio y el orfanato se encuentran en la región más al noreste de India, compartiendo frontera con Bután por el oeste y Myanmar por el este. Alrededor de 10.000 pies sobre el nivel del mar, está situado donde el invierno es largo y severo, y el verano tiene un lapso de tres meses de lluvia.


The Tibetan Buddhist monetary located in Tawang, at the foot of the Himalayas

La Dra. Kazuko nos explicó por que estaba tan cautivada con su misión:

La naturaleza de Tawang es muy hermosa. La tierra está llena de bosques profundos y montañas altas con sus puntas cubiertas de nieve, con un gran río que corre a través de ellas.

Esta área es muy rica en la cultura del Budismo Tibetano. Tiene un significado especial, ya que el lugar de nacimiento de Su Santidad el 6to Dalai Lama y hogar de uno de los más importantes monasterios budista-tibetanos del mundo. Miles de tibetanos residen ahora allí.

Tawang es el lugar en el cual Su Santidad el 14to Dalai Lama – hoy en día Dalia Lama – encontró refugio después de haberse exiliado del Tíbet en 1959. Permaneció allí por un tiempo antes de asentarse en Dharamsala. El monasterio de Tawang honra al gran 5to Dalai Lama y tiene cosas antiguas como sutras budistas escritos en oro puro.

Hay una historia maravillosa sobre Tawang. Cuando el 6to Dalai Lama dejó la casa en la que nació, plantó un árbol en el jardín y dijo, “Volveré cuando este árbol crezca tan alto como el techo de la casa.” Cuando el 14to Dalai Lama se exilió y llegó a Tawang, ¡ese árbol justo había llegado al tejado de la casa!


These children, Dr. Kazuko says, embody compassion, cooperation, and patience.

La Dra. Kazuko me explicó lo siguiente de los tibetanos de Tawang:

Son los más pobres de todos los tibetanos viviendo en India y sus condiciones de salud no son buenas, con muchas enfermedades contagiosas. Muchos sufren de tuberculosis que las medicaciones no curan bien. Su Santidad el Dalai Lama está muy preocupado por esto, y recientemente ayudó a construir un hospital nuevo allí.


Lama Thupten Phuntsok, founder of the Manjushree Orphanage, with Dr. Kazuko.

En 1998, un joven monje tibetano llamado Lama Thupten Phuntsok fundó el Orfanato Manjushree. Fue establecido con 17 niños, y hoy ese número llega a 180. El Dalai Lama piensa que es imperativo tener un edificio escolar nuevo y más grande para ellos. Esta es la tarea de la Dra. Kazuko: juntar fondos en los Estados Unidos y Japón para implementar una escuela de diseño tibetano, a un costo de U$S 360.000.

The children learn responsibilities such as carefully washing the dishes after every meal.

El primer viaje de la Dra. Kazuko al Orfanato Manjushree fue memorable:

Tomé el avión a Delhi por mi cuenta. Llegué allí tarde en la noche, y fui al aeropuerto local en autobús, en donde viajé a Guwahati. Allí, me dijeron que tenía que manejar sobre las montañas rocosas por tres días. Decidi alquilar un helicóptero en su lugar. El servicio de helicópteros depende del buen clima – que afortunadamente había en ese momento.

Volé en el cielo sobre Bután, disfrutando del maravilloso paisaje. Volé al lado de las Montañas Himalayas, y por fin arribé en Tawang, por la tarde. Sentía mucho frío estando en las montañas, y estaba mareada gracias a la elevada altitud.

El Lama Thupten Phuntsok vino a saludarme. Me envolvieron en un largo y blanco ‘kata’ y llegué al orfanato una hora después. Sorprendentemente, muchos niños corrieron hacia mí y me sujetaron. Esto hizo desaparecer completamente la fatiga del largo viaje. Fui a tomar una corta siesta, pero dormí hasta la mañana siguiente.

Los próximos 14 días se convirtieron en las memorias más felices de mi vida.


Dr. Kazuko with eleven Tibetan children from the orphanage who she sponsors.  Each of these children suffered
tuberculosis last year, but have now been healed through her therapy. See GaiaWholistic.com.

Esta médica japonesa-americana me contaba así sus memorias:

A las 5:30 de la mañana de mi primer día, me desperté con las voces de los niños. Estaban cantando. Los vi a todos sentados prolijamente y cantando, en voz alta y vivaz, frente a Lama Phuntsok. Fui invitada a sentarme junto a él, y comencé a cantar Sutra imitando a 150 niños.

Aquellos eran rostros muy, muy hermosos los que vi. No pude detener mis lágrimas mientras observaba a aquellos niños, sus ojos cerrados, rezando por la longevidad del Dalai Lama y la realización de su voluntad. Sentí exactamente como si estuviera observando pequeños Budas – algunos con narices goteantes.

La razón por la cual la Dra. Kazuko está tan apegada emocionalmente a esos niños y determinada a construir su escuela es el enorme lazo que siente con ellos:

Viví con estos maravillosos niños por dos semanas. Para mi sorpresa, nunca peleaban entre ellos a pesar del pequeño espacio en el cual viven todos juntos. No solo no pelean, sino que ni siquiera levantan su voz al otro. Comparten todo y se ayudan mutuamente.

Tratan de ayudar en todo. Se llevan unos a otros tomándose de las manos. Fue completamente sorprendente para mi. ¿Cómo puede ser esto posible? No puedo imaginarme esto sucediendo en otro lugar. Fui a ayudar a esos niños, pero sentía que ellos me estaban ayudando a mí.

¿Quiénes son estos niños maravillosos? Son huérfanos, sin madre ni padre, algunos discapacitados. A pesar de eso, tienen la mente de ayudar a otros, compasión, cooperación, paciencia, con falta de celos y avaricia. Todos son realmente felices. Parece que han encontrado felicidad en ayudar a otros. Tienen muchas cosas que puedo aprender. Estaba llena de lágrimas en aprecio a ellos, cada día.

El actor Richard Gerey el Dr. Robert Thurman, profesor de la Universidad De Columbia y padre de Uma, fundaron la Casa del Tíbet en Nueva York junto con Su Santidad el Dalai Lama. Conocí a Bob en la subasta de Christie’s y le pregunté del intimidante reto de la Dra. Kazuko – y de la importancia – de juntar fondos para una escuela en esta economía. Bob me dijo:

Es increíble lo que Kazuko está haciendo por esos niños, y la Casa del Tíbet de EUA se enorgullece de estar ayudando con el proyecto de construir una escuela digna para ellos. Ella ejemplifica lo que Su Santidad llama “responsabilidad universal”, adoptando a todos esos maravillosos niños.

Like Shangri La, Tawang seems to Kazuko a happy land, isolated from the world.

La Dra. Kazuko dice que frecuentemente le preguntan, “Hay tantos huérfanos en el mundo – ¿Por qué los niños tibetanos?” Ella responde:

A través de mis casi 70 años de vida, he viajado a alrededor de 135 países en el mundo, he visto mucho y he conocido incontables personas hermosas y niños maravillosos. Pero debo decir esto arduamente, los tibetanos son únicos, y la cultura tibetana es única, y debemos preservar ambos, si queremos que lo que poseen naturalmente pueda ser cultivado y nutrido en un ambiente propicio.

Creo, así como Mozart nació para componer sin habérsele enseñado cómo hacerlo, que esos niños tibetanos nacieron con la compasión en su ADN. Tienden a pensar naturalmente a “poner a otros antes que ellos mismos”. En estos tiempos, ¿cómo es posible? ¿Tal vez porque los tibetanos son reencarnaciones de aquellos con esta tradición antes, mucho antes que ellos? ¿Tal vez porque está en sus genes? ¿O tal vez es gracias a las actitudes y comportamientos tempranos de sus madres?

La Dra. Kazuko continuó con entusiasmo:

Ver el comportamiento con compasión por parte de niños de tres años en el Orfanato Manjushree me dejó perpleja. Cuando le pregunté a Lama Thupten sobre esto me dijo, “No me conozco a mi mismo, porque todavía no les he enseñado.” Pero ellos definitivamente poseen este carácter único de compasión por los otros: Om Mani Padme Hum.

Cuando Su Santidad el Dalai Lama dice, “Debemos preservar la cultura tibetana”, creo que la gente en general no comprende por completo. El está hablando de espiritualidad cultural. Uno puede aprender y preservar una pintura, una danza, música, y tradiciones culinarias – pero estas están en un nivel mundano. El aspecto trascendental de la cultura es aquel del que habla el Dalai Lama.

En este mundo ocupado, lleno de egoísmo y avaricia – este ambiente “yo primero” en el que vivimos – la cultura espiritual tibetana es única. Los tibetanos parecen encontrar la felicidad en practicar el “otro antes que el yo”. Creo que necesitamos equilibrio en este planeta, y los tibetanos pueden darnos ese equilibrio. Creo que esto fue lo que vi en los niños del Orfanato Manjushree. Quiero ayudar a que crezcan y aprendan, e influencien al mundo.

Convencidos de su sinceridad y entendimiento de las dificultades de los niños en Tawang, mi socio John Lee y yo decidimos asistir a la Dra. Kazuko. Después de que nos mostró una carta del director del orfanato, Lama Thupten Phuntsok, autorizándola a recaudar fondos para una nueva escuela en su orfanato, John y yo acordamos en ayudarla. John específicamente dijo que él mismo cocinaría una cena para 18 de sus amigos el 24 de febrero si ellos contribuían generosamente con la construcción de la escuela. La Casa del Tíbet en EUA ha acordado servir de patrocinador legal en EUA para las contribuciones. Este es el primer proyecto conjunto entre los EUA y la Casa del Tíbet de Japón, bajo el auspicio de la Oficina del Dalai Lama en Japón.

¿Mencioné que la Dra. Kazuko es tan conectada como es compasiva? La esposa de Rocky Aoki, Keiko, CEO de Benihana, ha acordado ser la anfitriona de la cena de John, en su fabulosa casa en Manhattan, y estamos invitando a las personas más bondadosas y generosas que conocemos a concurrir. Si le escribe una nota a John, puede ser que le guarde un lugar.

A medida de que finaliza el 2010, hay muchas cosas malas que recordar. Pero elegí enfocarme en líderes del pensamiento y lideres globales como Richard Gere y el Dr. Robert Thurman. Como Keiko Aoki. Como la Dra. Kazuko Tatsumura. Ayudarlos a conectar bondades para los niños tibetanos del Orfanato Manjushree en el pueblo de Tawang. Como fundador de Huérfanos Internacionales de Todo el Mundo (OIWW), haré todo lo que pueda para ayudar. ¡Los esperamos en la cena!

Photos by Dr. Kazuko Tatsumura.

See also by Jim Luce:

Jim Luce on International Development

Jim Luce on Japan and Japanese-Americans

Jim Luce on Orphans

Jim Luce on The Dalia Lama

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

About Jim Luce: Thought Leaders & Global Citizens

View all posts by Jim Luce: Thought Leaders & Global Citizens
Jim Luce: Thought Leaders & Global Citizens
Jim Luce (www.lucefoundation.org) writes and speaks on Thought Leaders and Global Citizens. Bringing 26 years management experience within both investment banking and the non-profit sector, Jim has worked for Daiwa Bank, Merrill Lynch, a spin-off of Lazard Freres, and two not-for profit organizations and a foundation he founded. As Founder & CEO of Orphans International Worldwide (www.oiww.org), he is working with a strong network of committed professionals to build interfaith, interracial, Internet-connected orphanages in Haiti and Indonesia, and creating a new, family-care model for orphans in Sri Lanka and Tanzania.

No comments yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.